BLOG

Lee los últimos
artículos sobre
protección de datos

¿Cuáles son los aspectos legales que debe cumplir tu página web?
Portada_Quins són els aspectes legals que ha de complir la teva pàgina web?

La normativa legal está cada vez más presente en las páginas web. Y es que, cada vez que entras en Internet seguro que te has topado con una avalancha de pestañas de información legal y cookies que tienes que aceptar (o rechazar) para seguir navegando.

Estas obligaciones legales se incrementan en el caso de las páginas web con tienda online.

¿Por qué?

Con Internet y las nuevas tecnologías se han multiplicado las operaciones de comercio electrónico y han aparecido algunas incertidumbres jurídicas que piden regulación. Y aquí entra en juego la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI-CE).

Si estás pensando en poner en marcha una web o ya tienes una, es fundamental que conozcas los aspectos legales que tienes que cumplir para que funcione correctamente. Por el contrario, puedes tener consecuencias económicas muy graves de hasta 600.000 euros. Como fue el caso de Iberia, que fue multada por incumplir la política de cookies en su página web.

Aspectos legales de una página web: ¿Qué tienes que tener en cuenta?

Cuando hablamos de las normativas que tiene que cumplir una página web, entran en juego varios elementos. Te explicamos los 4 apartados que no pueden faltar:

Aviso legal

Se detallan todos los aspectos legales que tiene que tener una web ofreciendo al usuario información relativa, como la finalidad de la página web, la identificación de su responsable y los términos y condiciones de uso. El usuario lo puede consultar a través de un enlace situado en la parte inferior de la web.

Debes incluirlo si tienes…

  • Página web de empresa o blog corporativo.
  • Página web o blog personal con enlaces a webs publicitarias o relacionadas con la temática.
  • Página web con tienda electrónica.

Términos y condiciones legales

Es un aspecto que no es obligatorio, pero es fundamental si tienes un comercio electrónico, puesto que es una información esencial para el usuario. Explica la manera en la que se ofrecen los servicios a los usuarios, e incluye: los gastos de envío, la política de devolución o los plazos de entrega.

Política de privacidad

Es un escrito que explica qué uso se hará de los datos personales que proporciona el usuario. Debe incluir:

  • El nombre del propietario de la página web.
  • El responsable del tratamiento de datos personales.
  • La finalidad de los datos recopilados.
  • La base jurídica que rige la política de privacidad.
  • El origen o el destinatario de los datos, en caso de que se utilicen o se compartan los datos.

Política de Cookies

Aportan información al usuario sobre qué cookies se recogen y para qué se utilizarán. Acostumbra a aparecer un aviso en formato banner en la parte superior o inferior de la página web, que deja decidir al usuario si las quiere aceptar, configurar o rechazar.

Y, ¿qué leyes tiene que cumplir tu página web? ¿Cómo se aplican?

Además de las páginas dentro de la web, donde se detallan todos los aspectos legales que hemos comentado, también debes tener en cuenta las siguientes leyes:

LSSICE

La LSSICE (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico) se encarga de regular todas las actividades económicas que se llevan a cabo a través de páginas web, tiendas en línea o correo electrónico como, por ejemplo:

  • Si tienes una tienda online, tienes que dar información clara sobre tu empresa a los usuarios.
  • Si envías newsletters, tienes que tener la autorización del cliente.
  • Si añades la opción de compra, tienes que dar información sobre las condiciones de contratación (precios, impuestos, gastos de envío…) en su proceso.

RGPD

El RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es una norma de obligado cumplimiento para todos aquellos que traten información personal de personas físicas que residan en la Unión Europea.

¿Cómo aplicarla?

  1. Redacta una política de privacidad.
  2. Informa qué cookies usas y permite al usuario que pueda aceptarlas o no.
  3. Informa en los formularios de contacto, la suscripción de newsletter y las firmas de los correos el motivo por el que se utilizan los datos recopilados.

Debes aplicarlo en el caso de tener o utilizar…

  • Un formulario de contacto web, por cita previa, por suscripción o chat.
  • Una sección de envío de currículums.
  • Un área privada para usuarios registrados.
  • Campañas de email marketing.
  • Google Analytics.
  • Oferta de productos o servicios.

Ley de Cookies

Es muy común que te hayas encontrado un mensaje del estilo “esta página utiliza cookies” mientras navegas y, te habrás preguntado: ¿qué quiere decir esto?

Las cookies (galletas) son pequeños archivos de almacenamiento que el navegador instala en el equipo del usuario cuando visita una página web.

¿Cómo se clasifican?

  • Imprescindibles. Hay algunas que son necesarias para que la web funcione correctamente, activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. Se pueden instalar sin el consentimiento del usuario.
  • Prescindibles. Son aquellas que sí que necesitan el consentimiento del usuario. Dentro de estas cookies opcionales puedes encontrar:
    • De preferencia: permiten a la página web recordar información que cambia la forma en la que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la cual se encuentra el usuario.
    • De estadística: ayudan los propietarios a comprender cómo interactúan los visitantes con la página web, reuniendo y proporcionando información de manera anónima.
    • De marketing: se utilizan para rastrear al visitante con la intención de mostrarle anuncios relevantes y atractivos.

¿Cómo funcionan?

Seguramente te has encontrado en una situación similar como, por ejemplo, buscar auriculares por Amazon y el día siguiente, curiosamente, te aparecen anuncios de los mismos auriculares a la página de inicio. ¿Por qué?

Si has aceptado las cookies, la web coge el archivo cookie de tu navegador y te muestra aquello que te había interesado en tu última visita.

Y, ¿qué pasa si NO das la opción de configurar las cookies al usuario?

No cumplir con esta normativa te puede comportar una multa por mala praxis, como, por ejemplo, el caso de BBVA, que recibió una multa por utilizar datos sin consentimiento del usuario.

Y tú, ¿ya tienes al día la normativa de tu página web?

En ON4, nos ocupamos de las normativas de obligado cumplimiento y podemos asesorarte. Si tienes dudas o quieres más información, puedes contactar con nosotros sin ningún compromiso.