BLOG

Lee los últimos
artículos sobre
protección de datos

6 claves para realizar una videollamada segura
Portada_6 claus per realitzar una videotrucada segura

A punto de acabar el 2021, las videollamadas se han convertido en una herramienta imprescindible. Es una forma muy cómoda de comunicarnos con nuestro entorno desde cualquier lugar, ya sea para teletrabajar, estudiar en línea o estar en contacto con la familia.

Ahora bien, ¿sabías que tu privacidad se puede ver gravemente afectada si no utilizas las herramientas digitales con seguridad?

En una reunión virtual, sea a través de Zoom, Skype, Jisti o Google Meet, entre muchas otras, te expones a muchos riesgos: desde perder tu privacidad a que, incluso, un tercero entre sin permiso. Y es que una vez aceptas las condiciones de uso de la plataforma, pueden grabarte las reuniones y acceder a los archivos que compartes para utilizarlos con malas intenciones.

Además, los ciberdelincuentes pueden interrumpir la sesión y hacerte pasar un mal rato con la difusión de videos pornográficos o violentos. Un ejemplo mediático fue el caso de un individuo que se coló desnudo en una videollamada de una escuela de Noruega. Este tipo de interrupciones se conocen como Zoombombing.

¿Cómo puedes evitar un ciberataque durante una videollamada?

A continuación, te explicamos los 6 consejos clave que tienes que tener en cuenta para que realices una videollamada con seguridad:

1. Activa la sala de espera y bloquea la reunión.

Puedes impedir que una persona no autorizada entre a la videollamada. ¿Cómo? El administrador de la reunión puede añadir los participantes en una sala de espera previa y comprobar la identidad de cada persona antes de darle o denegarle el acceso.

2. Utiliza una contraseña para acceder a la reunión.

Otra manera de limitar la entrada de terceros es a través de una contraseña. Es recomendable tener activada esta opción, aunque la aplicación no lo haga por defecto. Te recomendamos que la contraseña sea compleja (alfanumérica y con caracteres).

3. Apaga el vídeo y el micrófono.

Algunas funciones como la cámara o el micrófono se activan por defecto. Deshabilita estas opciones y enciéndelas solo cuando sea necesario para evitar compartir información confidencial.

No sería la primera vez que alguien se deja la cámara o el micrófono encendido sin darse cuenta. Es el caso de una chica que se hizo viral cuando, en medio de una videoconferencia, para no perderse ningún detalle de la reunión, fue al baño y olvidó apagar la cámara del móvil.

4. Descarga el software desde la página web oficial.

Para verificar el acceso a un espacio seguro, es importante que descargues la aplicación desde la fuente original y mantengas actualizado el software de la plataforma.

Tal como recomienda el Instituto Nacional de Ciberseguridad, las aplicaciones se tienen que actualizar periódicamente. La única manera de solucionar vulnerabilidades como el caso reciente, por ejemplo, de la plataforma Moodle.

5. Conoce la política y la privacidad de la herramienta.

Aunque la mayoría de veces no lo hacemos, antes de utilizar cualquier aplicación para hacer videollamadas, se recomienda leer su política de privacidad para saber qué tratamiento se hará de nuestros datos (cada proveedor lo hace diferente). No aceptes las condiciones de uso de manera automática.

6. Asegura el cifrado de las comunicaciones.

Para garantizar la protección de la información compartida a través de videoconferencias, hay que comprobar que la aplicación dispone de un mecanismo de cifrado de extremo a extremo. Así, es más difícil acceder a documentos confidenciales.

En Internet se tienen que tomar muchas precauciones de ciberseguridad. Una mala praxis en el teletrabajo, puede costarte el trabajo o, en el mejor de los casos, tener que dar muchas explicaciones.

Así pues, recuerda: es importante que controles las videollamadas para proteger tu privacidad, dignidad, e incluso, tu puesto de trabajo.

Te puede interesar: Conoce 5 formas de phishing y cómo debes combatirlas