BLOG

Lee los últimos
artículos sobre
protección de datos

Los códigos QR: ¿útiles o peligrosos?
Portada_Els codis QR: útils o perillosos?

Los códigos QR están en todas partes: en los restaurantes, en las facturas de servicios, en los folletos de las exposiciones de museos, en los carteles, en los tickets de la compra e, incluso, en los yogures. Existen desde hace décadas, pero se han popularizado a raíz de la pandemia.

El uso de los QR ha sido la solución perfecta durante el covid-19, ya que ha permitido acceder a lugares virtuales sin contacto físico.

Ahora bien, ¿solo son ventajas?

La realidad es que no.

Y es que el uso de los códigos QR puede ser muy útil, pero también puede poner en peligro tus datos personales.

Vamos por partes.

¿Qué es un código QR?


Un código QR o de respuesta rápida, (Quick Response en inglés) permite acceder a mucha información que se transmite a alta velocidad. Está formado por tres cuadrados en las esquinas que orientan la posición cuando se escanea (1) y una matriz de puntos que contiene la información (2).

Código QR

La lectura de un código QR es muy sencilla: solo tienes que enfocarlo con la cámara de tu smartphone y te rastreará la información ipso facto. Lo puedes hacer a través de una app o bien, en algunos móviles, desde la misma cámara.

La sencillez de su uso ha sido una de las claves de su éxito y, a la vez, una oportunidad por los ciberdelincuentes para robar datos personales y bancarios.

Ventajas y desventajas de los códigos QR

Ventajas de los códigos QR: velocidad y diversidad de usos

Los códigos QR son una herramienta digital muy sencilla que nos ahorra tiempo para acceder fácilmente a información o descarga de archivos. Sus posibilidades de uso son infinitas, como por ejemplo para:

  • Realizar una llamada a la acción como enviar un correo electrónico, un SMS o hacer una llamada.
  • Agregar un contacto a tu agenda del teléfono, una función que incorpora WhatsApp.
  • Compartir la contraseña del Wifi.
  • Acceder a zonas de cultura y ocio.
  • Realizar pagos con app como PayPal.

Y, si te parece poco, esta tecnología se ha incorporado también en las lápidas para recordar los difuntos.

Desventajas de los códigos QR: Vulneración de la seguridad

Cuando te conectas en Internet con tu smartphone y escaneas un código QR, hay el peligro de que instales un programa malicioso, conocido como malware, y convertirte en víctima de un ciberataque. Los principales peligros de los códigos QR son:

  • Los QR maliciosos que te dirigen a una web fraudulenta.
  • Qrljacking. El secuestro de cualquier aplicación que utilices si inicias sesión a través de un código QR. Un ataque que se ha demostrado que puede sufrir cualquier usuario de WhatsApp web.
  • Qrishing. Te dirige a una web falsa que te pide tus datos y credenciales para robarlas.
  • Rastreo. Te pueden rastrear tus movimientos por Internet. Y es que todavía no está clara la política de privacidad de los códigos QR en los restaurantes y usarlos puede suponer dar información sobre los productos que has consumido o, incluso, tu número de teléfono.
  • Sustitución. Facilidad de vulneración y sustitución de los códigos para dirigirte a otros lugares. Este es el caso de un hombre fue detenido en Australia por falsificar los códigos QR de centros COVID-19 y dirigir a los usuarios a una web antivacunas.

Seis consejos de seguridad para proteger tus datos si utilizas códigos QR

Sabemos que el uso de los códigos QR está muy integrado dentro de tu rutina. Aun así, si quieres evitar ser víctima de un ciberataque, sigue estas seis recomendaciones:

  1. Instala aplicaciones de antivirus en tu smartphone. Como, por ejemplo, QR Scanner de Kaspersky, disponible por Android y iOS, que busca el contenido malicioso de los códigos QR.
  2. No abras los enlaces automáticamente. Desactiva la opción de apertura automática de los enlaces y descarga de archivos.
  3. Comprueba la superficie donde está impreso el código. Se puede enganchar un papel de un código falso sobre el papel del código QR original.
  4. No escanees ningún código desconocido o de fuentes sospechosas que recibas a través correo electrónico o SMS.
  5. No confíes en los códigos QR de los lugares públicos. Aprovechando la popularidad, pueden usarse códigos QR con la imagen de series y personajes populares y descargarte códigos maliciosos en tu smartphone. Un caso reciente, fue la estafa con tarjetas de la serie El Juego del Calamar.
  6. No instales ninguna aplicación desde un código QR. Si el mismo código te pide que descargues una aplicación, es probable que sea un programa malicioso.

Está claro que no puedes dar la espalda a la tecnología, pero sí que tienes que ser consciente de los peligros que comporta y actuar en consecuencia.

Haz un buen uso de los códigos QR y protege tu información.